Madrid, 29-9-07: gente con ilusión

Unión Progreso y Democracia va a cumplir un año. Recuerdo ese 29 de septiembre de 2007 como si fuera ayer. A primera hora de la mañana el grupo promotor, o sea, las personas que se habían ofrecido voluntarias para organizar el nuevo partido, se contituyeron en su Consejo Político y aprobaron formalmente los estatutos y la propuesta de Consejo de Dirección que, a petición previa del propio grupo promotor, presentó Rosa Díez. Con ello UPyD quedaba constituido formalmente. Inmediatamente después celebró su primer acto público. Fue en el Auditorio de la Casa de Campo de Madrid. En él intervinieron, Albert Boadella, Fernando Savater, Mario Vargas Llosa (invitado sorpresa para todos menos los organizadores) y, claro, Rosa Díez. Todos hablaron con la brillantez que cabía esperar de ellos. Qudaban dos incógnitas. La primera era si acudiría público a las afueras de Madrid una mañana lluviosa a un acto de un proyecto político que, segunda incógnita, nadie sabía si llegaría parte alguna. La primera incógnita se despejó inmediatamente: el amplio auditorio se quedó pequeño. La otra se ha ido despejando a lo largo de este año: a pesar de la falta de medios, de la inexperiencia de muchos de los que nos pusimos a ello y del silencio de la prensa, aquí estamos, y para quedarnos. UPyD está implantado en toda España, presentó candidaturas, en un tiempo récord, en todas las circunscripciones y obtuvo, en su primera comparecencia electoral, representación parlamentaria. Pero, sobre todo, ha conseguido que los problemas que denunciaba y las propuestas que hacíamos estén entrando en el orden del día de los debates políticos. Es tanto lo avanzado que cuesta creer que desde la escena de la foto de arriba sólo haya transcurrido un año escaso.

Para describir a las personas que aparecen en la foto y, en general, a todas las que asistieron al acto de presentación de UPyD, no encuentro ninguna mejor que la que he puesto en el título del artículo (que tomo prestada de un antiguo anuncio de la ONCE): “Gente con ilusión”. Y, visto lo visto ya podemos añadir: gente con ilusión, sí, pero de ilusa nada de nada. En esta ocasión, los ilusos han resultado ser los agoreros.

Para celebrarlo vamos a celebrar una fiesta, a la que estáis todos invitados. Para facilitar las cosas a los afiliados y simpatizantes de la Región de Murcia, se está estudiando fletar un autobús (de paso: gracias Ramón, por la inicativa y por las molestias). Los interesados podéis pinchar aquí. ¡Ánimo, que hay que cargar las pilas para el nuevo curso!

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: