Txiki, el diputado licántropo

Un diputado socialista vasco, Txiki Benegas, ha pronunciado la siguiente frase, dirigida a la diputada Rosa Díez:

“Me resulta muy difícil hablar contigo como persona”

La frase es antológica y Carlos Martínez Gorriarán me sugiere que la use como ejemplo en un seminario de Filosofía del Lenguaje. Sin perjuicio de que acepte tan tentadora sugerencia, voy a empezar por comentarla aquí, porque sería lástima que esta maravilla pasara desapercibida.

Suele decirse que uno de los rasgos propios de las personas, e incluso su rasgo más esencial, es el de poseer un lenguaje, ser un animal que habla. Esta afirmación ha sido, es y será muy discutida, porque hay quien defiende que no sólo las personas usan lenguajes. Pero, hasta ahora, quienes decían que no-personas usan formas de comunicación que deben ser consideradas propiamente lenguajes se referían a seres de otras especies biológicas, como los chimpancés, los canarios o las abejas. Benegas ha introducido otro peculiar candidato a animal lingüístico: el miembro de la especie humana que habla, pero no como persona, sino como portavoz. Yo siempre había pensado que actuar como persona era requisito imprescindible para actuar como portavoz en un parlamento. Pero no. El diputado Benegas puede hablar como no-persona. Incluso, en algunas ocasiones, como cuando habla con cierta diputada, es la única manera en que puede hacerlo. Necesita para hablar transformarse, como los hombres-lobo en las noches de luna llena, en un misterioso ser: ¡el portavoz no-persona! O sea, en alguien que habla, sí, pero dejando en suspenso su condición de ser racional y moral y convirtiéndose en un mero mecanismo de emisión de palabras.

Evidentemente, al diputado Benegas le ha sucedido algo que a todos nos sucede más a menudo de lo que desearíamos; o sea, confesar involuntariamente lo que otros, por cortesía, nunca osarían decirnos. Yo, sin ir más lejos, tengo una pésima opinión de los políticos que se limitan a seguir las consignas de su partido a la hora de hablar o de votar. Pero, a pesar de esa pésima opinión, nunca llegaría al extremo de acusarlos de actuar como no-personas. Nunca se me hubiera ocurrido, por ejemplo, decir de Benegas lo que él no parece haber tenido rubor alguno en decir de sí mismo. Me conformo con morirme de risa con la caricatura con la que comienza el vídeo de introducción al cumpleaños de UPyD, que recomiendo encarecidamente a quien no lo haya visto.

(Aclaración importante por si alguien se ofende: desde pequeño, y gracias sobre todo a Félix Rodríguez de la Fuente, siento una enorme simpatía por los lobos)

Anuncios

5 Responses to Txiki, el diputado licántropo

  1. Alecos dice:

    No se porque pero no me sorprende. La política española ha llegado a tal punto de degradación y crispación que están cosas están a la orden del día.
    Además el PSOE esta de los nervios porque ven que dentro de poco mas de 3 años perderan las elecciones irremediablemente por las meteduras de pata enormes que están cometiendo. Debe añadirse que en las cupulas de los grandes partidos no ven concebible algo tan humano como que la gente reflexionen y saquen sus propias conclusiones, por ello no soportan que una importante mujer de su propio partido se haya sentido disconforme y abandonado el PSOE porque ya no le representaba moralmente.

    UPyD ha nacido con dos mensajes muy claros; el de la regeneración democrática y el de defender la unidad del Estado, todo ello para mantener la igualdad y poner freno tanto a la oleada de avaricia como de intolerancia que amenaza con convertir España en un reino de taifas y al Congreso en un circo.

    No, si al final resultara que lo de los hombres lobo no era solo una leyenda…jejeje

  2. Carlos Martínez Gorriarán dice:

    Bueno, el arranque de sinceridad sobre sí mismo del diputado Txiki Benegas también puede dar para un análisis psicoanalítico, de esos que tan de moda estaban antes, desde el “acto fallido” freudiano -Txiki se confiesa, o mejor dicho, lo hace su ello o como se diga, a pesar de su conciencia vigilante- a la palabra prohibida o indecible de los lacanianos, que en su caso podría ser “soy un burro” (o licántropo, tanto da). Para que luego nos quejemos de que los políticos tradicionales no dan juego.

    Un abrazo para todos los colegas de Murcia, dicho sea de paso.

  3. Ramón ángel dice:

    Siento contradeciros a ambos. Creo que Benegas, con su afirmación, animaliza a Rosa. No necesita transformarse el socialista. El humano es él. Trata de animal a nuestra diputada, y por tanto, como persona, no puede atender a sus requerimientos, porque no entiende sus ladridos, o sus mugidos, o sus berridos. Es una falta de respeto tan evidente como la sufrida por parte del aposentado Alfonso Guerra. Así de simple. Filosofía de la calle.

  4. Hernán dice:

    Bueno, no se lo tengan en cuenta al pobre Txiki. seguro que todo fue un lapsus y no se daba cuenta de lo que decía, tan ocupado que estaría pensando “¡Qué no me vean con ella, qué no me vean con ella!”. Mantener una conversación y al mismo tiempo preocuparse por no enfadar a los jefes es difícil.

    Saludos desde Madrid de un simpatizante de UPyD.

  5. Icu dice:

    En el PSOE hay muchos que no tienen ninguna educación… pero no creo que esto sea cosa de un diputado, sino una estrategia de partido para desmoralizar a Rosa. Desde que Rosa se separo del PSOE han habido numerosos ataques a nuestra diputada, desde el intento de boikot de un acto con insultos y al grito de “Fascista”, pasando por este episodio, la negativa del presidente del gobierno de referirse a ella por su nombre y dar a entender que es una traidora, lo que pasó con Alfonso Guerra, etc…

    Todo esto muestra la tolerancia, democracia y talante del PSOE actual…

    Rosa, no hagas caso a quienes intentan destruirte, nadie dijo que esto sería facil pero esta saliendo bien y aun queda mucho por hacer, y vamos a conseguir lo que queramos. En los momentos dificiles, apoyate en los que confiamos en ti. Estas haciendo lo correcto.

    Adelante, y gracias por todo

A %d blogueros les gusta esto: