La chulería

La sustitución de la crítica por la descalificación es siempre un recurso odioso. Lo es especialmente si lo que se descalifica no son las propuestas sino a quien las propone. Y lo es más aún cuando quien descalifica es el poderoso o la mayoría y los descalificados son los débiles o una minoría. Pero cuando es absolutamente indecente es cuando se produce con la complicidad de la autoridad encargada de impedir este tipo de ataques.

El ataque personal al discrepante es uno de los recursos retóricos favoritos de Rodríguez Zapatero y muchos otros líderes del PSOE; y casi el único cuando la discrepante es Rosa Díez. Y una de dos: o el mal ejemplo está cundiendo o se trata de una estrategia planificada. Juzguen ustedes a partir de este vídeo de la intervención del diputado socialista Torres Mora en la comisión constitucional y la reacción de su presidente, Alfonso Guerra, a la protesta de Rosa Díez. Y no escuchen sólo; miren también sus expresiones, sobre todo la del segundo.

Hablando finamente, yo describiría el comportamiento de los Sres. Torres Mora y Guerra como un ataque personal con abuso de poder y autoridad. Coloquialmente no encuentro una palabra más adecuada que chulería.

Ese es el respeto que merecemos a los que mandan en el Partido Socialista los ciudadanos que nos hemos afiliado o hemos votado a UPyD: ninguno. Y esa es su reacción ante el aumento de las expectativas de voto de UPyD y el crecimiento de popularidad de Rosa Díez: la chulería.

A mí, claro, esta chulería me ofende como afiliado y votante de UPyD y me indigna como ciudadano. Pero no me quita el sueño. Rosa Díez ha aguantado el tipo en circunstancias muy duras demasiadas veces como para dejarse ahora amilanar por el mobbing del grupo socialista. No se dejó amilanar en el Parlamento Europeo y no se dejará amilanar en el Congreso de los Diputados. Que Rosa me perdone, pero a mí estos ataques que recibe más bien me levantan el ánimo. Estas actitudes perdonavidas tratan de aparentar suficiencia pero son síntomas del todo lo contrario, inseguridad y miedo. Y tienen razón en tenerlo. Y si no miren la encuesta que hoy publica La Razón que, como el resto de las que han aparecido, predicen un crecimiento importante de UPyD y un retroceso del Partido Socialista.

Anuncios

One Response to La chulería

  1. Icu dice:

    Como ya comente en el artículo anterior, esto es una estrategia del PSOE para quitarse de encima a Rosa, ya que no soportan que una persona de izquierdas se vaya del PSOE porque el PSOE ha cambiado su discurso, y Rosa manteniendo sus ideas ya no se sentía integrada. Los cambios de posición del PSOE son numerosos: la cuestión hídrica, la lucha antiterrorista, la creación de naciones que no existen, etc…

    El PSOE no puede permitirse que un partido nuevo le robe el pastel de los votos, y mostrando su gran talante, pluralidad, tolerancia y democracia de los que tanto presumen, atacan de manera injustificada a la persona, como dice el artículo, y no la propuesta, ya que para criticar la propuesta hay que tener argumentos, y cuando no se tienen se cae en el insulto facil.

    El PSOE con estas acciones muestra su desprecio público a todos los ciudadanos que no sean sus votantes…

A %d blogueros les gusta esto: