Estilo

john-mccain-barack-obama“En una competición tan dura como ha sido esta campaña, su éxito [de Obama] me impone en sí mismo respeto por su capacidad y perseverancia. Pero que lo haya logrado inspirando las esperanzas de tantos millones de americanos que en algún momento habían creído equivocadamente que no se jugaban nada o que tenían poca influencia en la elección de un presidente americano es algo que admiro profundamente y por cuya consecución le alabo.

Esta es una elección histórica y reconozco el significado especial que tiene para los afroamericanos y para el especial orgullo que deben de sentir esta noche. Siempre he creído que América ofrecía oportunidades a todos los que tienen la diligencia y la voluntad de aprovecharlas. El Senador Obama también cree esto. Pero ambos reconocemos que, aunque hayamos recorrido un largo camino desde las viejas injusticias que en su día dañaron la reputación de nuestra nación y negaron a algunos americanos la totalidad de las bendiciones de la ciudadanía americana, su recuerdo todavía provoca heridas.

Hace un siglo, la invitación del Presidente Theodore Roosevelt a Booker T. Washington a cenar en la Casa Blanca fue considerado un ultraje en muchos ambientes. Hoy día América está a años luz del fanatismo de aquellos tiempos. No hay mejor prueba de esto que la elección de un afroamericano para la presidencia de los Estados Unidos. No permitamos que haya hoy razón alguna para que ningún americano deje de amar su ciudadanía en esta nación, la más grande de la tierra. El senador Obama ha logrado algo grande para él y para su país. Le aplaudo por ello.”

(Del discurso de aceptación de la derrota del Senador John McCain, candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos)

Sabias palabras, con las que McCain ha puesto un broche de oro a su carrera política.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: