A segunda

12265959371912949573Los jugadores (creo que hay alguna excepción) de los principales equipos de la Comunidad Autónoma del País Vasco (o Euskadi) y de la Comunidad Foral de Navarra han firmado un manifiesto exigiendo a la Federación vasca de fútbol que denomine a su selección la selección de Euskal Herria (no de Euskadi) y que ésta incluya, además de jugadores del territorio de su competencia (la Comunidad Autónoma Vasca o Euskadi), a los de Navarra y el País Vasco-Francés.

Hubo un tiempo en el que al menos una parte de la élite del fútbol vasco era parte fundamental de la élite del fútbol español. Ahora la élite del fútbol vasco es sólo eso, la élite del fútbol vasco. Lo que hace unos años hubiera sido un acto suicida (o heroico desde una perspectiva nacionalista) ahora no es más que la siempre triste opción por ser cabeza de ratón antes que cola de león. Con la Real Sociedad y el Alavés hundidos en segunda, el Osasuna de farolillo rojo sin haber ganado todavía ningún partido y el Athlétic en puestos de descenso y habiendo ganado sólo dos (uno de ellos contra el Osasuna), es comprensible que se planteen objetivos más a su alcance: jugar en la primera división, pero de Euskal Herria. Y los mejores de ellos también en la selección nacional. No sería la actual campeona de Europa, que ha ido prescindiendo de sus servicios, pero al menos sería una selección nacional.

Quizá esta explicación peque de cínica. Quizá los futbolistas son patriotas vascos y su manifiesto es un acto de compromiso político. El problema es que llevamos décadas esperando un gesto similar por su parte en contra del terrorismo de ETA, hasta ahora sin éxito. Lo que implica que se sienten muy comprometidos con Euskal Herria y muy poco con el derecho a la vida de sus habitantes. Y esto suena (espero) más cínico todavía.

Claro que hay otra explicación, no sé si más o menos cínica que las anteriores, pero más verosímil: que están cagados de miedo. Cuenta a favor de esta última explicación el hecho de que, en cuanto se alejan un poco de su tierra, su entusiasmo por la selección de Euskal Herria se mitiga mucho. Lean, por ejemplo, lo que opinan los jugadores navarros del Real Murcia y su entrenador baracaldés. Lo del baracaldés en cuestión, como siempre, tiene su guasa. Según él esto no ha partido de los jugadores. O sea, que el manifiesto no es cosa de sus firmantes. Suena raro, pero, pensándolo un poco, a lo mejor esta vez D. Javier Clemente ha estado inspirado.

Anuncios

One Response to A segunda

  1. Hola,

    Me ha llegado este enlace que os paso, os recomiendo la visión del vídeo CASABLANCA DE LLOBREGAT, dedicado especialmente a los que apoyan el CAC (centro de multas por rotular en castellano y cerrar emisoras por criticar al nacionalismo) y en especialmente a los que están por todo lo contrario.

    A raíz de las multas en el barrio de Sans y otros en Barcelona por el CAC ha surgido este vídeo, es una tragicomedia digna de verse.

    CASABLANCA DE LLOBREGAT vídeo:

    (Unir en una línea si sale cortada el enlace)

    Está claro que el sectarismo y con este vídeo las penas son menos amarguras.

    Gracias por verlo y por su difusión.

A %d blogueros les gusta esto: