Enseñar la Constitución

mini141_bannerupEl Instituto de Enseñanza Secundaria Rector Francisco Sabater del Cabezo de Torres lleva años celebrando los cumpleaños de la Constitución. Y lo hace de la mejor manera en que puede y debe hacerse: leyéndola, trabajando sobre ella y, por supuesto, debatiéndola. Cada curso se elige un tema, y este año tocó la justicia (los títulos VI y IX, dedicados respectivamente al Poder Judicial y al Tribunal Constitucional). Los Departamentos de Historia y de Filosofía organizan un concurso de trabajos y, con motivo de la entrega de los premios, se hace una mesa redonda a la que se invita a representantes de los distintos partidos.

En esta ocasión participamos, invitados y moderados por Juan Antonio Andreu, catedrático de Historia del Instituto, Joaquín López, del Partido Socialista, Elvira Ramos, de Izquierda Unida y yo mismo, en representación de Unión Progreso y Democracia. Como es lógico, estaba invitada una representante del Partido Popular, Mª José Jiménez, que desgraciadamente no pudo asistir porque camino al Instituto tuvo un accidente de automóvil (sin consecuencias), así que la mesa quedó un poco coja. Pero sólo un poco, porque no se trataba de un debate partidista. Joaquín se centró en los problemas de la administración de justicia, que conoce muy bien por su condición de abogado y denunció que, debido sobre todo a su lentitud, la justicia española es una “justicia injusta”. Elvira insistió en las desigualdades en la administración de justicia, que perjudican sobre todo a los más débiles. Y yo me centré en la importancia de la división de poderes para una verdadera democracia.

Pero en lo que más insistimos los tres es en la importancia que haya una Constitución democrática. Y ahí, más que como representantes de tres partidos, hablamos como representantes de tres generaciones: Joaquín, el más joven, creció con la Constitución ya aprobada; Elvira, la más veterana, participó en la oposición antifranquista en defensa de la instauración de un régimen democrático; y yo, que estoy en medio de ambos, que viví en mi adolescencia la reforma política y los debates y aprobación de la Constitución.

Tras nuestras intervenciones se abrió un turno de palabra en el que los alumnos y los profesores que asistieron preguntaron y opinaron sobre la justicia y, de paso, sobre lo que les pareció oportuno (entre otros, como no podía faltar, el tema de Bolonia). Y, como también era de esperar, salió a relucir el caso del juez Ferrín Calamita. Al final se hizo entrega de los diplomas a los ganadores del concurso de trabajos.

Hubiera sido una mañana perfecta de no ser por la triste noticia de la muerte, a los 45 años de edad, de José Ramón Jara, vicesecretario general del PSRM y viceportavoz del Grupo parlamentario socialista de la Asamblea Regional. Desde aquí envío mi pésame a sus familiares, sus amigos y sus compañeros.

Y tamibién mi agradecimiento por la invitación y mi enhorabuena por su iniciativa al IES Rector Sabater.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: