Por favor, un respeto

imagesGorka Maneiro, diputado de UPyD, ha votado en blanco en la elección de la presidencia y la mesa del Parlamento Vasco. Quiero desde aquí felicitarlo por su decisión. Es una decisión valiente, que adoptó a pesar de que sabía que iba a ser más difícil de explicar que el voto a favor. Pero Gorka está ahí para hacer lo correcto, no lo menos comprometido. Y a mi juicio ha hecho lo correcto. Los afiliados y votantes de UPyD merecen un respeto. Gorka está ahí gracias al voto y el trabajo de muchos ciudadanos y su primera obligación es exigir respeto para todos ellos. Diálogo y, si es posible, acuerdo, con quien haga falta. Pero el desprecio a los votantes de UPyD no se debe tolerar a nadie. Si alguien, sea quien sea, quiere nuestro voto, que se tome la pequeña molestia de pedirlo y explicarnos para qué lo quiere. Creo que este voto en blanco es un oportunísimo aviso para navegantes: quien quiera actuar como si los votantes de UPyD no existieran o fueran ciudadanos de segunda ya sabe a qué atenerse. Y si la prensa derechista se enfada, pues dos trabajos tiene. Cordones sanitarios, contra ningún partido democrático. Pero adhesiones incondicionales tampoco. Un respeto.

Y enhorabuena a la nueva presidenta del Parlamento Vasco Arantza Quiroga, aunque su comienzo haya sido manifiestamente mejorable.

Anuncios

19 respuestas a Por favor, un respeto

  1. Ramón Ángel dice:

    Las formas y los modos en política son muy importantes. No se trata de votar unas siglas u otras. Se trata de apoyar proyectos, y para apoyar proyectos, es necesario conocerlos. El PSE y el PP no han creído conveniente mantener, ya no una negociación, sino un canal de información con UPyD. Evidentemente resulta imposible apoyar con el voto afirmativo unos pactos que no han sido dados a conocer más que en aquellos titulares mediáticos que ha convenido para la galería. Para votar una alternativa, es necesario conocer esta. Si solo se trata de una alternancia de personas y siglas y en lo sustancial mantener las mismas políticas, es razonable que Gorka Maneiro votara en blanco. Si hubieran querido escenificar una unión de fuerzas constitucionalistas, como mínimo una llamada de teléfono. Ni eso ha existido. Repito, en política las formas y los modos son muy importantes. En ellos puede estar la clave de lo que va a ser una acción de gobierno y toda una legislatura.

  2. Rubén Serna dice:

    Como dijo el propio Gorka en su blog justificando su decisión, UPyD no sólo merece respeto por los votantes que han votado por él, sino porque el escaño de UPyD representa, como todos los demás, a la totalidad de la sociedad vasca, y ese respeto en este caso ha brillado por su ausencia.

    Hoy me levanto y topo con Martín Ferrand, que se atreve a decir en ABC: “Lo que sorprende es la abstención de UPyD. Rosa Díez, en razón de su pasado socialista y de su presente pregón de unidad nacional, no debiera haberse conformado con la prudencial distancia en la elección de Quiroga. Es un gesto que contradice el discurso que viene prodigando tan singular lideresa (…) Díez no ha estado bien en su distanciamiento a la hora de apoyar el cambio en el Parlamento vasco. Es una actitud discordante con el sermón que viene predicando y, aunque el acuerdo entre los dos grandes partidos con los que trata de equipararse no sea de máximos, no se justifica el voto en blanco.”

    Lo que sorprende del señor Ferrand es que, además de demostrar desconocer la idea de hacer política de UPyD, transforme una decisión sensata, coherente y aunque arriesgada, justa, en un motivo de crítica. Pero vamos… “¡Que no nos quedá ná por ver y oir…!”

  3. Seldon dice:

    Sencillamente ni los políticos, ni los partidos, ni los medios ni los ciudadanos están acostumbrados al sentido común en la política.

    Si seguimos trabajando así conseguiremos ganarnos a la gente después de que abandonen su perplejidad.

    Confío en que el buen hacer y el trabajo superarán la barrera del clientelismo del enorme poder mediático y económico que manejan los partidos tradicionales.

    Enhorabuena a todos.

  4. ANTONROZ dice:

    Respetando la decisión de Gorka, creo que no es suficiente justificación el desprecio democrático por el resto de fuerzas. Yo esperaba que se apoyara el simbolo histórico de tener una presidenta y un cambio constitucionalista. Las actitudes del resto ya las tratamos después. Nunca me ha gustado el voto en blanco.

  5. Bueno, el asunto no es tan sencillo, creo yo. Una cosa es la actitud del adversario político, su estrategia, y otra es la filosofía de un partido que quiere ser más que un simple partido, que aspira a regenerar la vida democrática. Si esto es así, la filosofía debe imperar siempre sobre la actitud política. Que no nos llaman, que no cuentan con nosotros, que nos censuran en programas…, no es bueno, pero no debe perturbar nuestro camino. Nuestro camino está en la coherencia, en la regeneración, y esta coherencia sólo es posible si ignoramos el “trapo” político que nos ponen. Para ese tipo de actitudes de dimes y diretes ya había partidos en un amplio abanico. Nosotros debemos trabajar con fe, trabajar y ser eternamente coherentes. Nuestra estrategia política no es otra que la coherencia, y este voto en blanco más bien suena (popularmente) a rabieta innecesaria. Creo yo.

  6. José-Ramón M.U. dice:

    No me ha gustado la abstención de Maneiro. Yo no me he sentido representado. El orgullo hay que dejarlo muchas veces a un lado.Es muy grande que en el País Vasco se constituya un modo de gobernar plenamente constitucional. A fin de cuentas UPD todavía es muy pequeñito y lo de sacar pecho hay que saber cuándo y cómo hacerlo. Menos mal que no falló ningún diputado, ni del PSE ni del PP. Lo mantengo: Mal la abstención. Quedé dolido. jr.

  7. Juan dice:

    Manuel: lo has dicho tal y como es. Un respeto.
    Un abrazo,
    Juan

  8. Cryp Tols dice:

    Saludos, Manuel Hernández.

    Yo le veo una pega, no pequeña, al razonamiento. Ocurre que la mayor parte de la gente a la que veo criticar ese voto en blanco, no están criticando a los votantes de UPyD. Por la sencilla razón de que son … votantes de UPyD. Por lo menos aquí, en Vasquilandia.

    A los votantes del PP y del PSOE les da igual. Al contrario están encantados. Piensan que se han quitado un incordio de encima.

    Así que parece que, a veces, no es lo mismo UPyD que “los votantes de UPyD”. Por supuesto no tengo ni idea de lo que opina la mayoría de los que hemos votado a UPyD. Pero sí te puedo asegurar que las críticas (entre el personal, no en los periódicos), son desde UPyD. O desde ex votantes de UPyD, ¿quien sabe?

    También te puedo decir que la gente piensa en UPyD, no en Gorka. Dan por supuesto que la decisión es del partido. Nadie personaliza en Gorka.

  9. Pedro dice:

    Ha sido un tremendo error, “…la pequeña molestia de pedirlo y explicarnos para qué lo quiere.”. Parece mentira, creo que todos sabemos el significado de ese voto, un cambio en el País Vasco, echar a los nacionalistas, una alegoría a la democracia.

    Hay que practicar lo que se predica. La abstención de mi partido en este hecho histórico me ha dolido, siento como que no he participado en él.

    Meter a los votantes de por medio, decir que merecemos un respeto… Por mucho que intento comprender estas palabras, sólo me suenan a excusas. Me gustaría, para paliar mi disgusto, al menos la verdad.

    Si considerais que ha sido un error que se reconozca, si es una triquiñuela del tipo “me abstengo, es un aviso para que conteis con nosotros, ya sabeis de lo que somos capaces…”, que se diga.

    Abrazos

  10. Alberto dice:

    hola a todos, estoy de acuerdo con Manuel. Además, dentro del parlamento vasco esa actitud se pudiera entender, pero ¿cómo se lo vamos a poder explicar a la gente de otras partes? No podemos hacer política localista, nos queda mucho trabajo por delante para ganarnos a la gente.
    un abrazo a todos

  11. Antonio dice:

    Soy militante de UPyD desde su mismo nacimiento. Viví éste con la máxima ilusión que me permitían mis 41 años. Trabajé en campaña, participé en asuntos de coordinación, grupos de acción, sigo trabajando…

    Pero lamentablemente tengo que decir que me he sentido defraudado. He escuchado y leído todas las razones, pero no entiendo nada, y no quiero que esto suene a acusación, sino simplemente a la expresión de un sentimiento. Desconcertado, defraudado, triste y desorientado.

  12. Paridad dice:

    Si , estoy de acuerdo con Manuel, si no te piden tu voto es que no te han valorado y respetando su decisión de no pedirlo , no se le da.

  13. diegopchp dice:

    El voto en blanco de UPyD tiene la coherencia del programa y filosofía política del partido; la coherencia de apoyar políticas conocidas y trasparentes en sintonía con el programa de UPyD. De acuerdo con la información que nos ha llegado a los ciudadanos, la falta de trasparencia en los acuerdos suscritos por el PP y PSE puede justificar este voto en blanco. Lo importante es ver cual será el Voto de UPyD en cuestiones concretas que se llevarán a debate en el Parlamento Vasco a partir de ahora. Respeto y Coherencia.

  14. Diego, estamos de acuerdo en casi todo, pero una cosa es el apoyo concreto a las políticas concretas, y otra muy distinta sumarse al carro cosntitucional, nos llamen o nos ignoren quienes parecen compartir con nosotros ese cambio tan necesario en esa sociedad y en toda España. Precísamente hoy, en una tertulia con amigos, ha salido este “tema”. Os juro que es verdad, que no me lo invento para el caso, pero una persona ha dicho que no le había gustado esa actitud de UPyD en el País Vasco. Está en la calle ese “dilema” y, una de dos, o cambiamos la estrategia política circunstancial por una visión política más amplia y generosa con nuestros adversarios constitucionalistas, o explicamos mejor a nivel nacional las actuaciones regionales. Y ya tendremos tiempo de hacer política de día a día.
    ¿A qué votante de UPyD del País Vasco no se le respeta con la aplicación de esa otra coherencia?

  15. Ramón Ángel dice:

    Estimado Juan:

    Las políticas a gusto del consumidor, con discursos contradictorios, es lo que nos ha llevado a la situación actual de descrédito general hacia la política y los políticos en general. No afirmaras que en el País Vasco, Galicia, Baleares, Cataluña y Comunidad Valenciana, las políticas que aplicaron y que aplican PP y PSOE son de respeto al constitucionalismo. Porque no lo son y a las pruebas me remito. Es precisamente esta incongruencia entre el discurso para la galería y las políticas que se aplican, lo que hace más necesario que nunca establecer previamente proyectos políticos que permitan apoyar una candidatura a lo que sea. No son las siglas los que nos garantiza el respeto constitucional. Es más, estoy convencido que Patxi López va a ser la piedra en el zapato izquierdo de Zapatero, como lo es Montilla en el derecho. Y Zapatero, aunque nos pese, es el presidente de todos los españoles. Es el presidente del gobierno del estado español.

    Nuestro discurso siempre ha sido el mismo. Apoyo si, pero previamente “programa, programa, programa” que decía Anguita. Siempre hemos dicho que no daremos un cheque en blanco. Que no apoyamos personas ni siglas. Ni sentimientos ni deseos. Apoyamos proyectos. Y para poder apoyar proyectos, previamente es necesario conocerlos. Ya no digo negociarlos. Digo simplemente conocerlos. La prueba de que PP y PSOE no están por hacer un frente constitucional en el País Vasco (irónicamente para que no les acusen de frentistas, los verdaderos frentistas) es que en todo el proceso, Gorka Maneiro ha sido ignorado e incluso ninguneado. Si vamos a adecuar el discurso a la general y fácilmente manipulable opinión publica, estaremos entrando en la dinámica que precisamente queremos cambiar. Hace falta pedagogía democrática, como siempre apunta Rosa Díez, y esa pedagogía no debe centrarse exclusivamente en discursos grandilocuentes y menos en sentimientos. Debe confirmarse en el día a día de la política y llevarlo a la práctica aunque en principio pueda parecer impopular. ¿No puede ser más impopular denunciar el abuso del cupo vasco y navarro en plena campaña, allí donde se disfruta de este privilegio? Sin embargo, consecuentes con nosotros mismos, lo hemos hecho. Hemos dicho a vascos y navarros que su sistema fiscal es insolidario, que esta además mal calculado, que provoca desigualdades con el resto de los españoles y que hay que llegar a un nuevo sistema de financiación que garantice la igualdad y termine con privilegios feudales. Y aun así, hemos conseguido un diputado en la cámara vasca.

    Si el objetivo es conseguir votos sea como sea, adecuando el discurso y la acción política a ese objetivo, yo me he equivocado de partido. Evidentemente queremos conseguir cuantos más votos mejor. Pero con unas premisas básicas: no apoyamos ni siglas ni personas, apoyamos políticas. Y ese apoyo no es el apoyo de Maneiro. Es el apoyo de los miles de vascos que lo votaron, y que siempre le han oído decir esto mismo, y que además merecen un poco de respeto. Por tanto, cuando en alguna tertulia de barrio, taller, oficina, claustro o en confesión con el cura, oigamos eso que tanto parece molestar (instigados por ciertos medios, todo hay que decirlo) insistamos en nuestro mensaje. Sobre todo para que nadie se llame a engaño y para empezar a cambiar el trasnochado concepto de hacer política que se tiene. Más basada en los deseos y los sentimientos (luego llega la frustración y el desengaño) que en la verdad evidente y cristalina. Y no olvides una cosa estimado Juan: el voto a UPyD (no me refiero al voto del cabreo) es un voto meditado y que se siente identificado con lo que representa. La inmensa mayoría que dicen sentirse defraudados por la posición de Gorka, no han votado a UPyD, ni tienen pensamiento de hacerlo. Solo siguen las pautas marcadas por los creadores de opinión, y las consignas lanzadas desde el sectarismo partidista.

  16. Ramón Ángel dice:

    Además una cosa que se me ha quedado en el tintero. El voto en blanco es un aviso a navegantes. La legislatura es larga. Si en algún momento en el PP y en el PSOE pensaron que Gorka simplemente haría seguidismo sin más, llevado por el ambiente sentimental del momento, o el otorgamiento de la confianza ciega por que pretendan pasar por constitucionalistas, se han dado cuenta de que no es así. Han visto que UPyD pretende hacer política seria y con mayúsculas. Sin supuestos previos. Con el tiempo los miles de ciudadanos a quienes representa el diputado de UPyD, serán necesarios para garantizar la gobernabilidad del País Vasco. Y no me refiero exclusivamente al voto en la cámara. Me refiero a las políticas que posibiliten dicha gobernabilidad. Y esto no se producirá sin más. Será necesario hablar, aunque ahora desde sus atalayas, nos observen con desdén.

  17. ANTONROZ dice:

    En la vida siempre estamos obligados a elegir y se nos presentan elecciones dificiles ¿quimioterapia o cirugía? No podemos elegir “voto en blanco”.
    Para mí la elección era Constitución y las lecciones democráticas para el día a día. No creo que seamos ni por esto ni por nada, ni más ni menos que ningún partido.
    La estrategia de forzar el dialogo con el voto en blanco tampoco creo que sea eficaz.
    El terreno en el que nos movemos en el P.Vasco no es ni parecido al de otras regiones de España, no es comparable. Allí hay otros objetivos por alcanzar.
    Esto no ha hecho mas que empezar y creo que con este debate que se ha abierto se pone de manifiesto la pluralidad y transversalidad de UPyD. No nos olvidemos de nuestro objetivo de regenerar la política y honrar al pueblo español.

  18. Ramón Ángel dice:

    Estimado Anton

    En mis anteriores comentarios me faltó decir una cosa: visto desde la distancia y fuera del contexto social y político del País Vasco. Ahora bien, discrepo contigo en que el voto en blanco supusiera una duda sobre que “tratamiento” elegir. Todo lo contrario, a mi entender. El voto en blanco de Gorka supuso para él y para todos la decisión más dolorosa, la profilaxis más invasiva, pero la única que se podía tomar. Razones objetivas hay muchas. Concretamente para mí hay una que no se puede obviar: el bagaje acumulado por los dos grandes partidos, fraccionados en pequeñas taifas territoriales con sus respectivos barones confundiéndose en el entramado nacionalista, apoyando y aplicando medidas políticas que atentan contra la igualdad y la libertad. Tal vez, de vivir en Euskadi, vería las cosas desde otra perspectiva. No lo se. Por eso tengo que guiarme por quienes si viven y padecen allí y que desde esa objetividad mantienen que los dos grandes partidos que van a gobernar el País Vasco, no merecen, por sus acciones, un cheque en blanco.

    De todas formas, si el terreno del País Vasco, peculiar por su permanente chantaje terrorista y un ambiente agobiante, condicionara principios políticos de esta índole y provocara un decantamiento diferente al que se defiende, los violentos son los únicos beneficiados. No la democracia.

A %d blogueros les gusta esto: