López & Patxi

bilbaoHay dos personajes que han alcanzado gran notoriedad. Uno de ellos es un tal López, candidato a lehendakari por el Partido Socialista. Como es lógico, aspiraba a que sus listas fueran las más votadas y luego buscar los apoyos que más le convinieran a él y a su partido, tanto en Euskadi como en el conjunto de España. No lo consiguió, sino que quedó en segundo lugar, aunque con un importante ascenso en votos y escaños. Como tenía claro que los más votados no iban a cederle la presidencia, desde el primer momento declaró su intención de ser elegido con los votos de los diputados de otros partidos con menor representación que estuvieran dispuestos a apoyarlo y que, junto a los de los suyos, sumaran una mayoría suficiente. Y, en efecto, su partido llegó a un acuerdo con el tercer partido en votos y escaños, gracias a lo cual tiene apoyos suficientes para la investidura. Así que, con toda probabilidad, será el futuro lehendakari. Como ven, el tal López es un tipo de lo más normal.

El otro personaje es un tal Patxi, que parece haberse escapado de un chiste de bilbaínos. En realidad no es bilbaíno, sino portugalujo; pero, además de que Portugalete está muy cerquita del mismo Bilbao, ya dice el chiste eso de que “los bilbaínos nacemos donde nos da la gana”. El tal Patxi se declaraba convencido de que iba a ganar. Tan convencido que se negaba a contemplar cualquier otra hipótesis. Y, por si alguien tenía dudas, decía a quien quisiera escucharlo que nunca pactaría con el PP ni con UPyD. Hacerlo, decía, sería frentismo, y él apostaba por lo que llamaba transversalidad, que en su idiolecto significa acuerdo con los nacionalistas. Con el PP y UPyD no tenía nada en común porque éstos, según él, lo único que sabían hacer era antinacionalismo, algo con lo que él no comulgaba en absoluto (por lo de la transversalidad, ya saben). De UPyD, decía, lo separaban “abismos”. Así, como suena, en plural. Supongo que porque un solo abismo, como a todo buen bilbaíno de chiste, le parecía poca separación. El caso es que, a pesar de su transversalidad, también repetía una y otra vez que con Ibarretxe tampoco iba a pactar. Puesto que Ibarretxe era el candidato del PNV, su principal competidor, hay que suponer que no sólo daba por hecho que iba a ganar, sino además que iba a ser el primero en la historia en hacerlo con mayoría absoluta. Mucho parece eso ¿verdad? Pues para Patxi era poco, porque en realidad sus aspiraciones eran todavía más ambiciosas. No contento con haber sido elegido líder de su partido, tenía entre sus planes elegir él al líder de sus competidores y futuros aliados. Suena muy fuerte, pero es que a los bilbaínos de los chistes de bilbaínos no hay Euskadi Buru Batzar que se les ponga por delante ni para elegir el líder del PNV. Mandar en un partido es poco para ellos. Qué menos que dos. Y, por supuesto, los dos más gordos.

El caso es que el tal Patxi no quedó primero, sino segundo, detrás de los peneuvistas. Pero, como buen ejemplar de bilbaíno de chiste, no se arredró. En cuanto el partido más votado le ofreció un pacto, se declaró de acuerdo con la oferta, con la única condición de que le regalaran la presidencia. Y como los del PNV no estaban muy por la labor, ni corto ni perezoso, dio por hecho que sería Lehendakari con los votos de aquellos con los que no estaba dispuesto a pactar de ninguna de las maneras (ya saben, por lo de evitar el frentismo). Y lo ha logrado, ha hecho un pacto con los que sólo saben hacer antinacionalismo, un pacto cuyos puntos principales son además indistinguibles de algunas propuestas del partido del que le separaban “abismos”. ¿Creerán Ustedes que se ha rendido por ello al denostado frentismo? De eso nada. Patxi no se rinde ante nada. Ya se ha encargado él de que quede escrito en el propio pacto, y bien clarito, que no es un pacto frentista. O sea, el invento del siglo: el frentismo no frentista y la transversalidad no transversal. ¿Que les parece imposible? Pues dense una vuelta por San Sebastián, porque eso es que han escuchado pocos chistes de bilbaínos.

Corre el extraño rumor de que López y Patxi son el mismo individuo. Pero, claro, yo no me lo creo. Y, aunque es más divertido el segundo, confío en que el que se mude a Ajuria Enea sea el primero y el otro regrese a los chistes de los que nunca debió salir.

Anuncios

3 Responses to López & Patxi

  1. rafaelsanchezdiaz dice:

    Lo jodido del caso es que en España reina una amnesia colectiva que permite que, en menos de cinco minutos, lo que ha dicho Patxi sea olvidado y reconvertido en lo que dice López como si tal cosa, como si siempre hubiese sido López el que habló. Y ni dios se acuerda de que Patxi existió. Yo estoy convencido de que uno de los grandes problemas de España (y de los españoles) es su mala memoria, especialmente la reciente.

  2. Ruben dice:

    En fin, otra de políticos, si ese señor hubiese tenido que pactar con las Hermanas Ursulinas para alcanzar la presidencia (es que lo de Lehendakaritza se me hace muy largo), tal vez veríamos a Patxi Jurar por “Dios, Creador del Universo” con una mano en la Biblia y ataviado con una sotana ó tal vez si el partido acompañante hubiese tenido que ser la Falange Española Autentica (en adelante FEA), pues también hubiese jurado por Dios y por Franco, que estará a su derecha sentado, y la indumentaria hubiese sido una de esas camisas azules “arremangas” típicas de la FEA.
    Si los compañeros baile hubiesen podido ser los de Dametres (Apodo cariñoso de D3M), no hubiese dudado en calzarse la Txapela y marcarse un aurresku para posteriormente jurar con la mano sobre una AK-47 que luchara por la libertad del pueblo Vasco.
    En fin, que ciertos Lopez entienden la transversalidad como la cualidad de arrimarse a quien sea con tal de conseguir ocupar la poltrona soñada, indiferentemente de las ideas, de la estética ó de las hemerotecas.
    Pero en fin, bailara con la menos FEA del baile.

  3. Francisco Prieto Toro dice:

    Bueno pero tenemos un lendakari constitucionalista o no?.
    La fotografía de Ferando Savater sonriendo abiertamente entre el lider del PP y el del PSOE, sigue siendo real,o no?. Con todo lo que eso significa,o no?. Este, al menos no reivindica la independencia con respecto al resto de España,o no?
    Y lo hemos votado en la investidura nosotros los de UPyD, o no?
    Se le puede pedir que disuelva los ayuntamientos de ANV; que suprima las ikastolas como obligatorias; que con los policias vascos lleve mano dura contra los aberchales; que quite las fotografias de los Etarras muertos de los Ayuntamientos; que deje de financiar a los familiares de etarras en sus viajes a las prisiones; que suba la enseña nacional a todas las instituciones vascas; etc, etc, etc,.
    Pero ya que lo hemos votado (nosostros UPyD), que es constitucionalista, que no es independentista, y que tiene su cabeza precio por los etarras; vamos a darle un respiro al hombre, y una oportunidad, juzguemolo por los hechos. Pero para eso hace falta que pase un tiempo, o no?
    Recuerdo el reciente atentado de ETA y del posterior homenaje que se le hizo institucionalmente, incluido dejar hablar a esa valiente que era la viuda, y recuerdo que eso no se había hecho antes nunca, y menos con ese calado institucional. Eso me da buenas sensaciones, o no?

A %d blogueros les gusta esto: