Europa secuestrada

zapaterorajoyA estas alturas de la campaña, se van cumpliendo los peores presagios. PP y PSOE, y sus voceros mediáticos, se han olvidado de Europa. Estas elecciones son un capítulo más de su pelea, unos por llegar a La Moncloa, otros por permanecer en ella. Para ellos Europa es sólo el terreno de juego, como indica descaradamente el lema socialista. Y, en ausencia de mensajes positivos, se han lanzado a una campaña maniquea en la que el principal argumento con el que piden el voto es la apelación al miedo.

Ese sectarismo tiene su lógica, claro. La alternativa, o sea, la de comparar realmente las políticas de los dos grandes partidos, sería igual de dañina para ambos. Necesitan que los ciudadanos ignoren que el PP europeo y los socialistas europeos se reparten los puestos en la Comisión Europea y que votan conjuntamente en el 80% de las ocasiones. Que por ejemplo los eurodiputados socialistas y populares coincidieron en apoyar la Directiva de Retorno, más conocida por el merecido nombre de “directiva de la vergüenza”. O que el Informe Auken, que defendía los derechos de los ciudadanos frente a los abusos urbanísticos que se producen en España, fuera aprobado contra la voluntad de populares y socialistas españoles. Lógico también, puesto que ambos han promovido el mismo modelo de desarrollo que ha hecho a España especialmente vulnerable a la crisis, aunque el PSOE hable como si Zapatero sólo llevara unas semanas como Presidente del Gobierno.

Por eso el único voto realmente alternativo al bipartidismo asfixiante es el voto a Unión Progreso y Democracia. Es el único partido que apuesta por superar el déficit democrático de las instituciones europeas y por reforzar la unión. Lo cual es también perfectamente lógico. Es normal que el único partido que en las pasadas elecciones generales apostó sin complejos por defender lo que nos une a los españoles sea ahora el que apueste más decididamente por defender lo que nos une a los europeos. Si entonces el adversario era el hispaescepticismo, en estas lo es el euroescepticismo. Un euroescepticismo que tiene como principales aliados en España un PP y un PSOE que parecen haber olvidado la dimensión europea de estas elecciones.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: