Carta abierta a García Martínez

1243065045012Mi admirado García Martínez ha contribuido a romper el silencio mediático que rodea a UPyD en una columna titulada ¡Ay, Rosa, Rosica!. Por cortesía, y como muestra de agradecimiento, me he sentido en la obligación de contestarle. Por si acaso el periódico (La Verdad, nada menos) no publicara la carta, la cuelgo aquí (la imagen, del día de autos, es de La Verdad).

Estimado García Martínez:

En su última “Zarabanda” lamenta no haber podido entrevistar a Rosa Díez en su última visita a Murcia, el primer día de la campaña electoral de las Europeas. Yo también lo lamento, entre otras cosas porque ello privó a “la señora” de pasar un rato tan agradable como el que yo disfruté (con vino y queso de Jumilla incluidos) cuando, hace ya algún tiempo, tuvo la amabilidad de invitarme. Desgraciadamente, la brevedad de la visita y lo apretado de su agenda (una tarde dividida entre Cartagena y Murcia) hicieron imposible que “la Rosa” se desplazara a la sede de ningún medio de comunicación, aunque se informó a todos los medios de la Región de los lugares y horas en que podría atenderlos. Por ejemplo, y sin ir más lejos, concedió una entrevista a su periódico.

No puedo estar más de acuerdo con Ud cuando dice que “nos parieron como nos parieron. Algo torcidos de mentalidad.” De ahí que toda organización humana se ve obligada a gastar tiempo en debatir y aprobar normas y reglamentos disciplinarios. Expresa Ud también su temor de que “a la postre, el UPyD, podría quedarse en mera ilusión”, temor que no puedo por menos de compartir. Precisamente para eso, para evitar que, por ejemplo, 14 personas puedan arruinar el trabajo y la ilusión de miles, es por lo que, de vez en cuando, esos reglamentos no hay más remedio que aplicarlos. ¿Que, como Ud dice, “el invento, quieras que no, se resiente”? Pues, para su tranquilidad, le diré que muy poco. En las últimas semanas la afiliación ha aumentado y la UPyD real, no la virtual de algunos medios, progresa adecuadamente y celebrará en noviembre un primer Congreso cuyo reglamento (accesible en http://www.upyd.es) es toda una lección de democracia y participación. Porque, aunque a algunos les cueste creerlo, nosotros seguimos a lo nuestro, o sea, debatiendo ponencias políticas en los órganos legítimos del partido y trabajando en los parlamentos para dar respuestas a los problemas de nuestros conciudadanos.

Considéreme a su entera disposición para echarle una mano en la siempre difícil tarea de distinguir las voces de los ecos en lo concerniente a este “invento” en el que, vuelvo a citarlo, “muchos habían depositado (…) todas o casi todas sus complacencias” y cada día que pasa, añado yo, la depositan muchos más.

Un cordial saludo:

Manuel Hernández Iglesias
Coordinador de UPyD-Región de Murcia

Anuncios

9 Responses to Carta abierta a García Martínez

  1. juanespanyol dice:

    Bien dicho

  2. victor dice:

    Adelante UPYD en toda España. Que salgamos tanto en los medios no es casualidad, es lo que dice elSr. Albert BOADELLA, tenemos infiltrados y cuanto antes los expulsemos mejor. Siempre repetendo la Ley.

  3. Pedro Nicolás dice:

    Muy muy buena respuesta. ¡Admiro, además, tu paciencia!

  4. José Antº dice:

    Una vez acabadas las elecciones europeas y conociendo los resultados de UPyD en ellas , la maquinaria propagandista de muchos medios de comunicación (aliados al poder bipartidista), se dieron cuenta que habia un enemigo común y peligroso para la subsistencia de su actual status, este no era otro que UPyD y por supuesto su lider Rosa Diez. Hay muchos “Garcia Mtez” en los medios de comunicación regionales y nacionales que movidos por la mano de no se quien o quienes realizan ese trabajo “sucio” de desgaste y desacreditación de UPyD, pero para esto un partido politico como UPyD debe de estar preparado, y saber “jugar” dentro y fuera de casa (como en el futbol), ya que dentro de año y medio seran las elecciones municipales, y es hay donde verdaderamente los dos grandes partidos nacionales ven peligrar ese “o tú o yo” como hasta ahora esta siendo y creeme amigo Manuel por estos derroteros van ciertos comentarios que estos dias salen a la luz publica en muchos medios de comunicación, por desgracia. Un abrazo y adelante.

  5. rosso dice:

    animo lo estais haciendo bien. Vendrán tormentas peores pero tenéis que estar preparados.

  6. Jumillano dice:

    Muy bien Manuel,tu respuesta es muy buena, a ver si se van esterando que en este partido hay gente muy capacitada y que no nos van a callar.Y ahora nosostros a lo nuestro

  7. Francisco dice:

    Dentro de otros treinta años García Martínez seguirá escribiendo sus mismos artículos atérmicos, atemporales, apolíticos y tan contento de haberse conocido.

  8. carla dice:

    esas 14 personas han trabajado y colaborado con UPyD tanto o más que usted, lo que no se entiende es que no se pueda hacer ninguna crítica, usted habla de debate y yo éste no le veo por ningún sitio. Que suerte que todo el consejo de dirección sea unánime en sus decisiones, da la sensación que allí arriba tampoco hubiera lugar al pensamiento discordante, o ¿es que si lleva la contra se queda fuera y por eso agacha la cabeza?.
    ¿y dice usted que ha aumentado la afiliación?, no lo creo, si es así no entiendo que problema tienen en sacar a la luz los afiliados que hay.

  9. Yosoy dice:

    Sr. Iglesias: Me parece muy bien que usted defienda sus criterios; pero si hay que buscar responsabilidades sobre la crisis de UPyD (que haberla haila, aunque parece que el virus político del “si lo niego no existe” también ha colonizado a este partido) está más bien en la incapacidad del Consejo de Dirección (prefiero creer eso, pues si no sería complicidad) de aplicar las normas y el sentido común en condiciones de igualdad. Es decir, en tener a la lamentable costumbre de predicar una cosa y hacer lo contrario.
    Saben ustedes perfectamente que 14 afiliados (bueno, ya se está encargando “el consejo de los justos de UPyD” de convertirlos en ex-afiliados, por el bien de… eso no lo tengo muy claro) no supondrían nunca una amenaza, si no fuera por el hecho de que sólo constituyen la punta del iceberg de muchos más decepcionados e inconformistas. Entre esos “muchos más” no sólo hay afiliados, sino antiguos afiliados que pronto se dieron cuenta de lo que “se guisaba”, o a los que se les acompañó hasta la puerta de salida de forma no siempre gentil. Y lo que es más importante: en ese gran iceberg bajo el nivel del mar hay ex-simpatizantes y “simples” simpatizantes y votantes, algunos sólo desencantados, pero otros despechados por la cara de tonto que se le queda a uno cuando siente que le han tomado el pelo. En definitiva, es el daño moral infligido a personas que depositaron sus últimas esperanzas en lo que parecía “otra cosa” que se llenaron de la ilusión de no tener que seguir sufriendo políticamente “más de lo mismo”, lo que está desmoronando a UPyD.
    Por eso la responsabilidad actual de los que mueven los hilos de UPyD es extremadamente grave: de como sean capaces de redirigir el rumbo dependerá el resultado. Y quizás más triste que el naufragio sería que el “GPS defectuoso” llevara a UPyD a convertirse en “uno más”. Eso sería imperdonable históricamente.

A %d blogueros les gusta esto: