Sectarismo al cuadrado

pedro_berruguete_-_saint_dominic_presiding_over_an_auto-da-feA menudo se caracteriza al sectario como alguien convencido de que los suyos tienen siempre razón. Sin embargo, creo que es una caracterización errónea. Por supuesto que el sectario tiende a pensar que lo que defienden los suyos es lo correcto, pero en eso no se distingue mucho del resto de los mortales. Lo específico del sectario no es la confianza ciega en lo que defiende su grupo sino el convencimiento de que las posiciones del adversario están equivocadas poco menos que por definición y son además tremendamente dañinas.

Desgraciadamente para el sectario, a menudo los suyos cambian diametralmente de postura y le complican un poco la vida. Pero sólo un poco, porque el sectario es un ser especialmente dotado para reformular sus dogmas de modo que pase a ser blanco lo que ayer era negro y negro lo que ayer era blanco. Lo que realmente le amarga la vida al sectario es que los que no son de los suyos defiendan alguna de las causas nobles que aspira a monopolizar. Si quieres hacerle sufrir, lo mejor que puedes hacer es darle la razón en algo, porque no hay cosa que lo desconcierte más.

Un buen ejemplo de lo que digo es el terrible sufrimiento que UPyD provoca a algunos dirigentes de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB). ¿Por qué? ¿Porque es un partido homófobo o, al menos, ambiguo en lo que se refiere a la igualdad de derechos? Pues no, es por todo lo contrario. Sencillamente, para algunos mandamases del “colectivo”, fuera de la iglesia de los partidos de la izquierda no hay salvación posible. Así que si algún infiel o hereje apoya y acude a una manifestación en defensa de la igualdad, lo hace por pura propaganda. Si sus programas políticos incluyen sus principales reivindicaciones, es una pura mentira. Si votan mociones o leyes favorables a la igualdad, es como estratagema para disimular su homofobia. Si sus portavoces autorizados les manifiestan su apoyo o firman sus manifiestos, lo hacen sólo porque, además de homófobos, son mentirosos. Si además su defensa de lo que en esos manifiestos se afirma es totalmente coherente con el resto de sus ideas y su práctica política, es un gigantesco montaje. En definitiva, cuanto mayor apoyo den a la causa el hereje o el infiel, más grande y peligroso es el engaño. Así que es del todo imposible convencer al sectario de que, si te adhieres a una causa que él también apoya es, sencillamente, porque estás de acuerdo con ella. La sinceridad de los suyos la da por supuesta, no necesita pruebas. La de los otros no la contempla ni siquiera como hipótesis. (Supongo que, por ejemplo, mis artículos El Orgullo y UPyD en el Orgullo 08, en este mismo blog, son parte de esa conspiración para ocultar el odio de los afiliados de UPyD a gays y lesbianas, gays y lesbianas de UPyD includos, claro.)

De ahí la obsesión del sectario por encontrar y difundir supuestas pruebas de la supuesta mendacidad del adversario. ¿Qué un afiliado a UPyD manifiesta a título personal su desacuerdo con la posición favorable de su partido a la adopción por parejas homosexuales? Pues para el sectario es al revés: la opinión de ese afiliado es la verdadera posición del partido y la postura oficial del partido, adoptada por sus órganos legítimos, es papel mojado. ¿Que un afiliado declara que no le gustan las manifestaciones del Orgullo a las que sí asisten los representantes oficiales del partido? Pues ese afiliado es un homófobo que expresa el verdadero pensamiento del partido, que los representantes oficiales, que sí asisten, tratan en vano de disimular. ¿Que da la casualidad de que ese afiliado es homosexual declarado y ha hecho mucho por la igualdad? Pues más grave aún: es un gay homófobo presa de un ataque de autoodio. ¿Que un afiliado critica que una conocida revista gay publique una fotografías de mal gusto? Pues se le pone una denuncia en los tribunales y se acusa a su partido de atacar a los homosexuales. ¿Que los propios distribuidores de las fotos reconocen que son vejatorias, piden disculpas y las retiran de la circulación? Da lo mismo: el afiliado que criticó esas fotos de mal gusto no lo hacía porque fueran de mal gusto; simplemente tuvo la suerte de encontrar una buena excusa para perjudicar a la revista, lo que a su vez era sólo un medio para lograr su verdadero objetivo: atacar a todo el colectivo LGTB. ¿Que un parlamentario de UPyD comete un error en una votación, reconoce el error y pide disculpas? De eso nada: el error no fue tal error, el reconocimiento del error es una gran mentira y las disculpas son pura hipocresía. ¿Que, además de reconocer el error, lo corrige inmediatamente y vota lo que el sectario quería que votara? Pues el sectario como si nada: para él el voto anulado es el que va a misa y el voto definitivo el que carece de valor.

Supongamos que se diera la extraña situación de que no hubiera ningún afiliado que manifestara la menor discrepancia de la posición oficial del partido, favorable a la igualdad real y efectiva de todas las personas, sea cual sea su orientación sexual; que ninguno criticara ni una línea publicada en ninguna revista dirigida al colectivo LGTB y que en todas las votaciones sus cargos electos se pronunciaran, sin equivocarse jamás, a favor de dicha igualdad. ¿Se quedaría así tranquilo el sectario? Por supuesto que no. Se pondría más histérico todavía de lo que ya está ante lo que sin duda alguna sólo sería para él el montaje perfecto.

Miren si no la nota de prensa de la FELGTB. No tiene desperdicio. En ella se anatemiza a UPyD, de cuyos actos (no especifica cuáles) se dice que están “cargados de homofobia y de transfobia”, y a la que se prohíbe (literalmente: “no puede y no volverá a participar”, “no admitiremos una futura participación”, ahí es nada) participar en manifestaciones del Orgullo. Y no piensen que la nota se sacó antes de que supieran que el voto había sido un error que ya estaba siendo enmendado. Su contenido deja claro que está escrita después. Vamos, que el Santo Oficio de la Santísima Federación nos excomulga y condena a defender los derechos de gays y lesbianas en la intimidad a pesar de la rectificación del error. Lógico, porque, si algo ha quedado claro, es que, como a buenos sectarios, lo que les hace subirse por las paredes es que fuera sólo eso, un error. Y más todavía que haya podido ser corregido.

En cuanto a la excomunión y arresto domiciliario, afortunadamente el artículo de la Constitución que reconoce a los ciudadanos el derecho a manifestarse no contiene ninguna cláusula que excluya a quienes no gozan de las bendiciones de los mandarines de la FELGTB. Y a defender los derechos de gays y lesbianas en la intimidad ya estamos acostumbrados. No hace mucho Vanesa de las Heras, afiliada a UPyD, y su esposa Susana Meseguer tuvieron que hacer frente, primero, a la negativa del Registro Civil de Murcia a inscribir a su hija como hija legal de ambas y, luego, a un juez fanático le intentó quitar la patria potestad (más información en los artículos La caverna contraataca, Gracias, Vanesa y Susana, Nuestro Ku-Klux-Klan local). En su ingenuidad, pidieron ayuda a la Federación. Y ésta se desentendió por completo. Bueno, casi por completo, porque Beatriz Gimeno les dio un gran consejo, digno de pasar a la historia de la lucha por los derechos civiles: ¡que se empadronaran en otra provincia! Algo así como si vas al médico porque te agota subir cuatro escalones y te espeta que uses el ascensor. Así que lo de ayudar a víctimas de la homofobia se les da regular, pero los autos de fe se les dan como hongos. Y con UPyD tienen una verdadera fijación, así que algo bueno habremos hecho.

Anuncios

28 Responses to Sectarismo al cuadrado

  1. CMG dice:

    ¡Qué razón tienes, Manolo! Es sencillamente maravilloso -una vez superado el indignado desconcierto- ver la facilidad con la que pasamos de ser homófobos de traca a un lobby de maricones (con perdón), y encima siempre los mismos. Claro, son los milagros del “autoodio”. Esa patología que según los nacionalistas vascos y catalanes aflige a los vascos y catalanes que no son nacionalistas…

  2. Sake dice:

    Que digo yo, que sectario no se puede confundir con uno que opine distinto y dentro del mismo grupo quiera manifestar su posición, sin salir de ése grupo. Quizás no sé suficiente gramática, pero cara al congreso de UPyD creo sinceramente que todas las posiciones quedaran representadas. En mi humilde opinión el olvidar determinados expedientes disciplinarios redundaria en el beneficio de UPyD que saldria más fuerte y vigorosa, para beneficio de todos los ciudadanos. Un afectuoso saludo a todos.

    • Manolo dice:

      Estimado Sake, no dudo de la buena intención de tu propuesta. Pero tiene un serio problema. Los expedientados lo han sido por diversos cargos previstos en los Estatutos y reglamentos del partido, y entre ellos no figura, afortunadamente, opinar distinto de nadie. Sí figuran otras cosas como el abusar del poder, acosar a afiliados, usar datos para fines distintos de los autorizados por los afiliados, falsificar documentos, calumniar, injuriar, hacer propaganda contra UPyD en las elecciones, uso de medios del partido al servicio de negocios particulares, atacar al partido y a algunos de sus miembros en colaboraciones en publicaciones ultraderechistas, violaciones de la confidencialidad de la correspondencia, publicación de páginas web propias disfrazándolas de páginas oficiales de UPyD y cosas así.
      A lo mejor levantar los expedientes a algunos les parecería una acción muy generosa, pero desde luego a las víctimas de los abusos, insultos, calumnias, amenazas, acosos, falsificaciones, violaciones de la correspondencia, divulgación no autorizada de datos personales, suplantaciones, etc. no les haría la menor gracia. Si hay algo que podría criticarse al CD es más bien lo contrario: haber tardado demasiado en darles el amparo al que tenían derecho.
      No podemos defender continuamente el cumplimiento de las leyes y suspender la aplicación de nuestras leyes internas. Salvando las enormes distancias entre un caso y otro, sucede como con los presos de ETA. Atender las peticiones de las asociaciones que los apoyan puede parecer muy humanitario, pero sólo a base de ignorar a las víctimas.

      • Ramón Ángel dice:

        Muy fuerte. Supongo que no todos han cometido todo eso, porque sino sería una autentica pasada. Me parece improbable y es sabido que las incoaciones disciplinarias se realizan por actos realizados a titulo personal, aunque se coincida con los cometidos por otros. Vamos, eso creo.

        • Manolo dice:

          Pues no, evidentemente, no todos los expedientados han incurrido en todos esos comportamientos. Me he limitado a hacer una enumeración no exhaustiva de algunas de las cosas a las que algunos expedientados se han dedicado. Y lo hacía para mostrar que ser “generoso” con los expedientados es ser muy poco generoso con las víctimas de estos comportamientos que pidieron al Consejo de Dirección el amparo al que tienen derecho.

          • Al dice:

            No es cuestión de ser generosos Manolo, es cuestión de ser objetivos y no meter en el mismo saco a todo quisqui.

            Yo lo que se es que lo que está pasando en UPyD, que de ser el partido regenerador ha pasado a ser otro partido más al uso, arruinando la ilusión de tantos y la necesidad de todos, no es culpa de quienes critican ese cambio. Y pretender neutralizar esa masa cada vez mayor de gente que alucina al ver el autoritarismo imperante insultándolos mil veces no es precisamente un argumento.
            Como ejemplo, una de las últimas perlas de tu admirado Carlos dedicada a los críticos;
            su doble moral, su retorcida estulticia y su canallesca deslealtad, imponer su tabarra sobre “democracia interna, pasarse las normas por el arco del triunfo, seres descerebrados

          • Manolo dice:

            Como veo que ha caído en saco roto mi ruego de que intervengas en el blog para discutir los artículos publicados en él y que no lo utilices para atacar a terceros, te anuncio que en lo sucesivo los comentarios de ese tipo serán borrados. Abre un blog si quieres, pero no “okupes” el mío. Y lo mismo vale para los que contengan enlaces a páginas hostiles al partido o que consistan en la reproducción de artículos publicados en dichas páginas (como el que, como habrás comprobado, he borrado ya).
            Como editor del blog soy responsable de lo que se publica en él. Por las mismas razones por las que yo no escribo nunca ataques personales en el blog, tampoco puedo permitir que se publiquen los de otros.

  3. Estoy de acuerdo con usted, pero le pido por favor, que cuando se dirija al “colectivo” no nos incluya a todas y todos, no todas las organizaciones TLGB, somos de la FELGTB, a la cual, para mi son incoherentes y sectaristas a más no poder.

    Reciba un cordial saludo

    Andrea Muñiz
    Presidenta de TRANSEXUALIDAD-EUSKADI

    • Manolo dice:

      Estimada Andrea Muñiz:
      Por supuesto que cuando hablo de sectarismo en el artículo no me refiero a todas las organizaciones de LGTB. En realidad tampoco acuso de sectarismo a la FELGTB, sino sólo a algunos de sus dirigentes. Creo que está claro en el artículo, pero si no lo está lo suficiente, gracias por darme con su comentario la oportunidad de recalcarlo.
      Un cordial saludo.
      Manuel Hernández Iglesias

  4. Pedro dice:

    ¡Un artículo brillante, Manolo! ¡Qué le vamos a hacer, si somos unos homófobos y transófobos y bisexófobos! Pero no desistas. Desde aquí te pido , por la redención del partido, que te pases los siguientes nueve meses escribiendo artículos sobre Queer Theory. Ahí van unos posibles títulos: “Jorge Manrique from an Anal-Pleasure point of view” y “Rape vs. body-expansion: a relativistic perspective”.

  5. encarnahr dice:

    Qué razón tienes Manuel! Creo que el sectario necesita, ante todo, sentirse estigmatizado, yo (y mi grupo) contra todos, porque pensamos diferente. Creo que esto hace mucho daño a los intentos de normalización ¿por qué ese afán por la diferencia, por el estigma?
    Por otra parte, Manuel, te van a llover por todos los lados, los palos digo, por este artículo. Aunque supongo que ya te los esperas y estás preparado. Saludos.

  6. Pedro dice:

    A propósito de la opinión de la persona que dice que quizás no sabe suficiente gramática y que llama “humilde” a su opinión: lo de la amnistía a los expedientados para enriquecernos con su participación en el congreso suena a chiste malo. Las normas son para aplicarlas siempre, y no sólo cuando lo aconseje la jugada”. En este caso, como afiliado, respiro mucho más tranquilo sabiendo que los órganos del partido tratan a los afiliados como a adultos; esto implica, en particular, que responsabilizan a los agentes de sus correspondientes acciones. ¿Alguien se imagina a un tiparraco que ha intentado hundir un CEL decidiendo cómo ha de ser el UPyD del futuro? ¡Vamos hombre!

    • Sake dice:

      Estimado Pedro, estoy de acuerdo en que las normas están para cumplirlas y la mala intención debe ser debidamente castigada, para proteger a los inocentes. Pero las miras deben ser altas y generosas, ya que no somos perfectos siempre podemos cometer errores, a ésos errores me refiero. Lo Grande tiene un precio y nosotros queremos una UPyD Grande, lo más Grande posible. En ése sentido iba mi comentario y no en otro.

  7. JBS dice:

    Tienes mucha razón en lo que dices. Es curioso, cuanto más me adentro en la política, más me encuentro con este tipo de pensamiento primario del sectarismo -así nos va-. De hecho, ese lenguaje del sectarismo no trae debajo más que la pretensión de lo “perfecto” (o de cómo lo instrumentalizan para mantenerse en el machito). Los que acusan de fobias se convierten en adalides del advenimiento final de la “verdad” (la que ellos proponen obviamente). Es por eso por lo que en muchas ocasiones “traemos” fobias de otros contra UPyD. No entienden que nosotros no prentendamos traer la “verdad” (Dios nos libre ese día, seremos uno entre tantos), ni las recetas que traen la verdad, ni siquiera entienden que no queramos comprar la suya. Así es el sectario, persona de mensaje imposible y desde luego impensable.

  8. Arturo González-Mata dice:

    Sencillamente, quien paga manda, especialmente con las subvenciones que pagamos todos.

  9. José de Málaga dice:

    Saludos Sr. Hernandez
    Soy un simple simpatizante (desde antes del origen de UPyD)que hasta leer su articulo, me encontraba preocupado por lo que leía sobre el error/equivocacion/desinformacion de la tecnica etc.)en la que había incurrido el Sr. Sosa.
    Bien es verdad que quizas echaba en falta que alguien de forma tan contundente como la suya saliera al ruedo de la insidia y pusiera los puntos sobre las ies.
    Bien ahora después de leerle, quiero manifestarle mi agradecimiento por no sólo su claridad si no tambien por la contundencia y enjundia del contenido del articulo.
    José de Málaga

  10. Ramón Ángel dice:

    Pues yo pienso ir al próximo orgullo con mi camiseta de UPyD, vestido de lagarterana con plataformas. Bromas aparte porque seria una falta de respeto hacer algo así, es una lastima que los medios que tanto han abusado en proclamar a los cuatro vientos la majadería sectaria de los dirigentes de la Asociación, no sean capaces de publicar artículos que como el tuyo denuncian ese sectarismo, que en realidad solo representa a un pequeño grupo de apesebrados a la subvención socialista y que dejan en muy mal lugar a un colectivo que solo pretende dejar de ser “un colectivo”. Claro, que el día que eso llegue, a muchos y muchas se les acabara chupar del machito.

  11. Al dice:

    El título de este post, “sectarismo al cuadrado” le va como anillo al dedo al comentario de Manolo.
    Todas esas fechorías que lista y que empaqueta generalizando a cualquiera de los críticos mas le valdría detallarlas y adjudicar cada pecado a cada pecador, porque yo a bote pronto le puedo contestar que el arribismo que se ha dado en el partido en cuanto éste ha comenzado a generar ingresos da pavor, y desde los artículos de procustros y golems de Carlos, atacando desde la web del partido, se supone que de todos, y para mas recochineo eliminando comentarios y posibles contestaciones en un estilo totalitario perfectamente observable, hasta las expulsiones de cualquiera que no haga la ola a los que se autotitulan iguales que los demás pero líderes insustituibles tienen un tufo fascistoide que tira de espaldas.
    Y por mas que se insulte y denigre (sin pruebas claro) a la gente no convencereís a nadie que simplemente coteje quien es quien en este sarao en que habeís convertido un proyecto necesario y estimulante.
    Slds

    • Manolo dice:

      En efecto, me he cuidado muy mucho de mencionar ningún nombre ni de adjudicar “pecados” a ningún “pecador”. La razón es muy simple: los expedientados tienen derecho a que sus “pecados” no se hagan públicos mientras el expediente no esté cerrado. Me he limitado a enumerar algunas de las conductas que algunos afiliados han denunciado y que han dado lugar a expedientes para tranquilizar a las personas de buena fe a las que los expedientes y las intoxicaciones sobre sus causas pueden haber provocado inquietud. Por lo que el CD ni ha expedientado ni podría expedientar a nadie aunque quisiera es por no hacer la ola. Si así fuera, además, algunos expedientados estarían en los altares, porque a hacer la ola no les gana nadie (otra cosa, claro, es lo que cuenten en casa).

  12. Al dice:

    Ah, las víctimas Manolo, claro, pobres.
    ¿Y las víctimas del torrente de insultos que CMG vomita desde su púlpito oficial?
    http://www.bastaya.org/www2/by_portada.php Rijosos,tontos, guarros, ratas, anormales, cibertorrentes, ciberbasura, cibertarados…esto sólo en el post del día 5 de setiembre del blog de Carlos. Y sin derecho a réplica claro, “porque el blogmaster está de vacaciones”.
    Es muy bonito expedientar a quien no te hace la ola porque “se apropian del nombre del partido” y luego utilizar el partido (sus medios) para vomitar lo que Carlos está vomitando, en un ejercicio de autoproyección digno de cualquier psiquiatra con vocación.

    • Manolo dice:

      Veo que las víctimas del tipo de abusos que menciono te dan igual. Tampoco parecen importarte mucho las campañas sectarias contra UPyD, que es de lo que habla el artículo que comentas. Se ve que lo tuyo es usar los blogs ajenos para atacar a terceras personas y al partido en general. Te ruego que en adelante comentes mi blog y no lo uses como plataforma para atacar a terceros. Siento una gran simpatía política y personal por Carlos, además del reconocimiento por la labor que ha hecho para poner en marcha el partido, que si existe y ha llegado donde ha llegado es gracias a personas como él. Como lo hizo con Basta ya, una organización a cuyos promotores nadie tiene autoridad moral para dar lecciones de democracia. Y no voy a molestarme en argumentar esto porque es evidente para cualquiera con un mínimo de buena fe.
      Lo que sí me he tomado es la molestia de consultar la entrada que mencionas (aunque el enlace que pones está mal). Y los calificativos que citas no van dirigidos contra ninguna persona concreta, ni contra ningún grupo definido, sino contra un tipo de gente que todos los cibernautas sabemos que abunda en la red y que él define, creo que muy acertadamente, como cibertorrentes. En ningún momento califica de cibertorrentes a los que le llevan la contraria. Si fuera así tendría que darme por aludido, porque lo he hecho en más de una ocasión. Quien sí insulta eres tú en tu comentario, al hablar de vómitos y de autoproyección. Por no hablar de la idea de que todos los que no estamos expedientados es porque nos dedicamos a hacer la ola. Desde luego no creo que tú hayas trabajado por este partido más que yo, y menos aún que CMG.
      Y, repito, no sé de dónde te sacas que los expedientados no hacen la ola. Algunos son grandes expertos. Quizá su problema es el contrario, que después de hacerla, y mucho, no han obtenido el premio que esperaban.

  13. Fran dice:

    Bueno, impresionante artículo. Creo que es el artículo con más verdad que he leído en mi vida, y que mejor define todo lo que pienso yo, que según la FELGTB soy un homosexual homófobo.

    • encarnahr dice:

      Hola Fran, es cierto, el sectarismo de la FELGTB consigue que hayan homosexuales homófobos. No eres el único, así que no te preocupes. Saludos.

  14. Sake dice:

    Por todo éso existe un congreso. Y por todo éso los que no se han ido podran participar. Admiro los que no se han rendido y planta batalla desde dentro del partido, lo mismo que no me parece bien los que se han ido y destruyen lo destruible.

  15. Pedro dice:

    ¡Cómo están de nerviosos los “revientapartidos”! Escribes un artículo sobre el sectarismo de la FELGTB y te lo encharcan con profundas reflexiones sobre la caridad, la rebeldía y la lealtad a uno mismo. Si es que eso es lo que nos pasa a la inmensísima mayoría de los afiliados a UPyD: no sólo somos homófobos sino que además no tenemos caridad con los expedientados, y encima o no hemos pillado el telos fundacional del partido o, peor aún, no lo hemos querido pillar. ¡¿Quién da más?! En fin…

  16. Al dice:

    El articulo publicado se titula sectarismo al cuadrado y describe muy bien lo que es una secta, estoy de acuerdo con él. Lo que pasa es que igualmente describe lo que está pasando en el partido y no creo que sea un tema que no esté de plena actualidad ni que deje de tener un interés extraordinario, ya siento que sientas okupado tu blog, descuida que no te molestaré más.
    Sobre ataques a terceros, siento que caigas en el mismo fallo que la dirección del partido, de considerar ataques las críticas a las irregularidades de todo tipo que estamos viviendo, tales como los ataques/artículos de “terceros”, que como sabes ha eliminado los comentarios de su blog. Ya nos gustaría a mas de uno poder pedirle explicaciones allí.
    Ahora, si quieres tu blog libre de críticas y críticos, eres muy dueño. Y de filtrar los comentarios o a intervinientes. Pero no presumas luego de que no hay.
    Un cordial saludo.

  17. Ramón Ángel dice:

    En verdad os digo que seáis hermanos y os améis los unos a los otros (y los unos a los unos y las unas a las unas, a pesar de la FELGTB). Pero cuidado con hacer el primo. O la prima. ¿Entendés?. Ase memoria aca.

  18. […] por los que los líderes consiguen la obediencia ciega de sus sectarios: Esos pobrecitos que hoy dicen blanco y mañana negro, si su jefe así lo […]

A %d blogueros les gusta esto: